José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga

Artículos escritos por José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga

7 puntos clave de contabilidad y finanzas para no financieros

Contabilidad y finanzas para no financieros. Libro abierto encima de una mesa desde el que salen ilustraciones de gráficos brillantes

La contabilidad además de ser una obligación mercantil y la base para la liquidación de impuestos es una herramienta clave para la toma de decisiones empresariales, de manera que no es algo exclusivo de contables y financieros, ya que también debe ser conocida por otros perfiles profesionales no financieros, como gerentes y directivos.

Los directivos no financieros no tienen porque conocer al detalle la operativa contable, ni ser expertos en finanzas, para eso ya están los directores financieros, jefes de contabilidad o contables, pero si deben tener una visión integrada de los conceptos e instrumentos claves de contabilidad y finanzas imprescindibles para el análisis, planificación y control de las actividades y resultados de la gestión de la empresa.

Además, también deben de estar familiarizados con la terminología financiera y contable, para entender a los profesionales de la contabilidad, aunque estos también deben procurar adaptar la terminología empleada a los conocimientos de sus interlocutores, ya que el objetivo de la comunicación es transmitir información útil para la toma de decisiones, no demostrar los conocimientos contables y financieros.

Todo lo que necesitas saber sobre la formación continua de los auditores de cuentas

Formación continua de los auditores. Vista desde arriba de un escritorio con papeles y una videoconferencia en un portátil

Para poder ejercer como auditor de cuentas es imprescindible inscribirse en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC), pero para ello, entre otros requisitos, es imprescindible tener una solida formación teórica, que debe actualizarse periódicamente, y poder acreditar una formación práctica mínima de 3 años, o de 8 si el candidato no posee titulación oficial universitaria.

En el Real Decreto 2/2021, de 12 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, se dedica un capítulo a la formación continuada de los auditores, en el que se desarrolla la obligación de los auditores de cuentas de realizar actividades de formación continuada, con el fin de mantener el adecuado nivel de exigencia en relación con la actualización de sus conocimientos.

La formación continuada de los auditores de cuentas debe orientarse al mantenimiento y actualización del conocimiento de las materias a que se refiere el artículo 9.2.c) de la Ley 22/2015, de 20 de julio, con el fin de poder garantizar el correcto cumplimiento de la normativa reguladora de la actividad de auditoría de cuentas, dentro de un entorno financiero y mercantil en continuo cambio y cada vez más complejo.

7 puntos críticos para la correcta configuración de tu programa contable

Aspectos  importantes a la hora de configurar un programa contable. Imagen de mujer con dos ordenadores con aplicaciones contables. Configuración

Los conocimientos adquiridos en contabilidad tienen que llevarse a la práctica en las empresas, de manera que los contables además de saber contabilidad teórica y práctica deben tener los conocimientos o habilidades para poder configurar correctamente los programas contables que utilizarán en las organizaciones en las que presten sus servicios.

Los programas contables vienen ya con una configuración estándar, pero para poder sacarle el máximo partido a éstos, puede ser necesario realizar determinadas configuraciones, para las cuales se puede contar con la asistencia de los servicios de atención al cliente de los proveedores de software contable.

7 razones por las que los contables aman su trabajo

Razones por las que los contables aman su trabajo. Hombre frente a mesa llena de papeles sosteniendo en la mano un adorno con forma de corazón

No todo el mundo consigue amar su profesión, algunos obligados por las circunstancias tienen que realizar trabajos que no les motivan, pero que son necesarios para sustentar la economía familiar, también hay quien estudia para una profesión y en cuanto empieza a ejercerla se da cuenta de que esa no es su vocación, y en ese momento, algunos hacen un giro de 360º, vuelven a estudiar y encuentran trabajo de lo que les gusta.

Cuando se comienza a estudiar contabilidad, al principio no es una asignatura que enamore, pero es de esas materias que con el tiempo, aporta una visión de conjunto y de repente todo empieza a encajar y acaba enamorando.

Los contables también tienen que tener una serie de virtudes, una persona desordenada es mejor que se dedique a otra cosa, porque la contabilidad requiere de orden y minuciosidad.

También han cambiado los tiempos, no hace tanto la contabilidad se llevaba de manera manual en libros contables de tapa gruesa y uno de los requisitos para ser buen contable era tener buena letra y agilidad mental con los cálculos. Ahora, los cálculos los hacen los programas contables y nadie le preguntará a un contable en una entrevista de trabajo por su caligrafía.

Contabilización y deducción de una regularización de IVA soportado motivada por una inspección tributaria

Inspección. Empresario trabajando muy concentrado en un portátil

A pesar de la delicada situación de muchas empresas a raíz de la crisis económica ocasionada por la Covid-19, los sucesivos estados de alarma y las restricciones en muchos sectores, la actividad de los inspectores de Hacienda no se para. En el año 2019 ya habían conseguido un máximo histórico de recaudación al alcanzar los 15.575 millones de euros y en el 2020, la Asociación Española de Asesores Fiscales, ya denunció que “se está acribillando a asesores y contribuyentes con inspecciones, requerimientos y demás procedimientos”.

En este contexto, cada vez son más las empresas que reciben regularizaciones de sus declaraciones de IVA, con intereses y sanciones, que se deben contabilizar correctamente, ya que los diferentes conceptos que se pueden incluir en una notificación de resolución con liquidación, tienen además un tratamiento fiscal diferente y en algunos casos, como en el de los intereses de demora, existe un largo historial de sentencias contradictorias de diferentes tribunales que pueden llevar a confusión al contribuyente.

¿Cómo afecta el Real Decreto-ley 34/2020 de apoyo a la solvencia empresarial al cierre contable del ejercicio 2020?

Cierre contable 2020 y medidas sobre solvencia empresarial. Imagen de un gráfico con los años

Este año pasará a la historia de muchas empresas por el impacto de la Covid-19 sobre sus balances y cuentas de resultados. Para la mayoría será un mal año, un año nefasto, o lo que es aún peor, el año del cierre del negocio.

Además, los efectos sobre las empresas amenazan con extenderse más allá de este año, ya que la segunda ola del coronavirus está golpeando con fuerza a nuestro país y a todos los países de nuestro entorno.

En este contexto, las grandes empresas ya han estado dotando provisiones contables a lo largo del ejercicio, y muchas pymes deberán hacerlo de cara al cierre del ejercicio contable de 2020.

¿Cuándo se deben reconocer las provisiones según el Plan General Contable?

La norma de contabilidad 15.ª sobre provisiones y contingencias, especifica que la empresa reconocerá como provisiones los pasivos que resulten indeterminados respecto a su importe o a la fecha en que se cancelarán. Las provisiones pueden venir determinadas por una disposición legal, contractual o por una obligación implícita o tácita, como es el caso de tener que cerrar o limitar la actividad por el estado de alarma. En este último caso, su nacimiento se sitúa en la expectativa válida creada por la empresa frente a terceros, de asunción de una obligación por parte de aquélla.

Cierre contable del ejercicio 2020: provisiones contables por el impacto de la covid-19

Provisiones. Gráfico que representa la recesión en 2020 por el COVID

Este año pasará a la historia de muchas empresas por el impacto de la Covid-19 sobre sus balances y cuentas de resultados. Para la mayoría será un mal año, un año nefasto, o lo que es aún peor, el año del cierre del negocio.

Además, los efectos sobre las empresas amenazan con extenderse más allá de este año, ya que la segunda ola del coronavirus está golpeando con fuerza a nuestro país y a todos los países de nuestro entorno.

Ernst & Young sancionada por la auditoria de Bankia de 2015

Auditoria. Imagen de la mano de una mujer juez sosteniendo el mazo

Se ha publicado en el BOE la resolución del ICAC, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, por la que se sanciona a Ernst & Young con una multa de 776.850 euros por la auditoria realizada a Bankia en 2015 y al auditor con 7.050 euros.

El Instituto de Contabilidad les considera corresponsables de la comisión de infracciones tipificadas como graves en la Ley de Auditoría de Cuentas, al haber incurrido en incumplimientos de las normas de auditoría que pudieran haber tenido un efecto significativo sobre el resultado de su informe sobre las cuentas anuales individuales y consolidadas de Bankia cerradas a 31 de diciembre de 2015.

¿Qué factores pueden afectar al ciclo de vida de un contable?

Factores que puden afectar a la vida de un contable en una empresa. Mujer jóven frente en oficina frente a un portátil

No es lo mismo el ciclo de vida contable, que el ciclo de vida de un contable. En el primer caso estamos hablando del periodo de tiempo en el que se divide la actividad de la empresa, que generalmente es de un año, mientras que en el segundo caso, hablamos de las etapas que puede atravesar un contable, desde que comienza a prestar sus servicios en la organización, hasta que sale de esta.

El ciclo de vida de un contable puede ir parejo al de la empresa, atravesando las fases de nacimiento, crecimiento, madurez, declive y liquidación. Sin embargo,  lo más habitual, es que los contables se incorporen en alguna de estas fases, su ciclo sea más corto y además este afectado por otros condicionantes.

Aunque quizás, su ciclo de vida se asemeje más al de un girasol, que después de germinar, empieza a echar raíces cada vez más profundas en la empresa, crece y se desarrolla, hasta el punto en que puede florecer en ella y ser un profesional muy apreciado por la dirección, hasta que empieza a marchitarse, lo cual en el mejor de los casos puede suceder en el momento de su jubilación.

7 indicadores que delatan una contabilidad no llevada correctamente

Indicadores que alertan de errores en la contabilidad. Mujer con gesto de preocupación frente a montaña de papeles

Todo el mundo puede trabajar como contable, para otras profesiones se ponen algunas barreras de entrada, obviamente no se puede ejercer de medico sin tener la carrera de medicina, pues se puede poner en peligro la integridad física de las personas. Sin embargo, si una contabilidad no se lleva correctamente, solo se corre el riesgo de matar a una empresa, que no es poco.

Evidentemente, dentro de la contabilidad hay diferentes ligas, de manera que para ser auditor de cuentas, sí se requiere tener una solida formación y experiencia en contabilidad, pero curiosamente, cualquiera puede abrir una asesoría de empresas, aunque por poner un ejemplo, antes haya trabajado de carnicero y no tenga formación en materia contable, en este caso, probablemente haga algunas carnicerías contables, si es que consigue algún cliente.

Páginas